¿Qué es eso del “Slow Food”?

Esta Semana Santa estrenaremos la Ruta Slow Food, pero ¿de qué va eso?

¿Cómo surgió este movimiento?

El Slow Food o Comida Lenta surgió a finales de la década de los ’80, en contraposición a la proliferación de establecimientos de Fast Food. La comida rápida, a menudo referida como comida basura, apareció con el ritmo de vida frenético de finales del siglo pasado. Un ritmo que en muchos casos no nos deja ni tiempo para alimentarnos en condiciones.

Por eso el símbolo Slow Food es un caracol. Este movimiento promueve el disfrutar de la gastronomía en sentido amplio. A nivel internacional busca preservar las tradiciones gastronómicas locales y regionales junto con sus productos y métodos de cultivo.

Se trata de ser conscientes de lo que comemos, de dónde viene, cómo ha sido cultivado y por quién. Poco a poco nos vamos dando cuenta de que nuestras elecciones alimentarias afectan a nuestro entorno. Porque la comida está relacionada con muchos otros aspectos de la vida, tiene que ver con la cultura, la agricultura, la política y el medio ambiente.

Si elegimos comer sano, ecológico y de comercio justo podemos influir en la forma en que los alimentos son cultivados, producidos y distribuidos y a la larga, cambiar el mundo. Tres aspectos que se cumplen en la experiencia de la Ruta Slow Food.

¿De qué se trata esta experiencia?

En esta ruta, colaboramos distintas empresas de la Comarca de la Sidra a las que nos mueven los mismos valores: la sostenibilidad, el consumo responsable, la calidad y la cooperación.  Fungi Natur, un cultivo sostenible de setas en troncos de roble, Las Hortalizas del Valleun proyecto de agricultura ecológica en Nava, Tomatelo Fresco, una finca ecológica, Arándanos El LlendónLa Berreauna fábrica de cerveza artesana, Restaurante Pusaki, un rincón lleno de sabor que nos ofrece una cocina casera, de proximidad y de temporada.

Desde Asturias conVivencias estamos siempre en busca de nuevos colaboradores, coordinamos las visitas y hacemos el acompañamiento e interpretación durante esta experiencia.

Juntos, te ofrecemos una experiencia única en la que verás quién, dónde y cómo se producen los productos que integran el delicioso menú degustación que disfrutarás después. Queremos que disfrutes del placer de la comida con tranquilidad, responsabilidad y en armonía con la naturaleza.

¿Qué haremos?

Visitaremos a dos productores locales para conocer sus proyectos y productos de primera mano. A lo largo de la experiencia charlaremos del movimiento Slow Food y lo que supone y terminaremos compartiendo mesa y disfrutando de una deliciosa comida con productos de la huerta, caseros, locales y artesanales. Toda una experiencia para los sentidos.

¿Te apuntas?

 

Compartir en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.